Mi época favorita para visitar Bergerac es a finales de agosto

Hace ya 31 años que Victorine conoce Bergerac. De hecho, es aquí donde nació. Y el Périgord, es su segunda (¿primera?) casa. Entre la belleza de los viñedos y el sabor único del pato de la región, simplemente no puede prescindir de este lugar. ¡Bienvenido a su hogar!

Voy a Bergerac al menos tres veces al año desde que nací: Todos los Santos, Navidad, Pascua y, por supuesto, en verano. Debido a que se encuentra en el interior, el calor del verano nunca es húmedo, el aire es seco y muy agradable. Me encanta el clima de finales de agosto, cuando llegan las tormentas secas: el cielo se parte por la mitad, el trueno retumba, pero la lluvia no llega a caer. Es impresionante.

“Una atmósfera única”

Mi casa es el tipo de casa familiar con la que todos soñamos: sinuosa con habitaciones por todas partes, llena de antiguas reliquias familiares que han logrado perdurar en el tiempo y paredes gruesas que mantienen la frescura, incluso durante las olas de calor. Está justo al final de una calle sin salida, por lo que gozamos de unas vistas impresionantes de los viñedos que se extienden a nuestro alrededor y disfrutamos de hermosas puestas de sol únicas.

Me gusta tanto estar allí que no me importa hacer un viaje de ida y vuelta París-Bergerac para pasar un par de día, aunque tenga que pasar 5 horas y media en un tren. En ese lugar desconecto. Cuando llego, me recorro toda la casa y, una vez que he contado cuántas arañas hay en mi habitación, salgo a dar un paseo para visitar la pequeña iglesia del pueblo. Y entonces sé que ya estoy en casa.

“El pato en todas sus formas"

Por la mañana, después de saludar a los ciervos que se pasean como por casa en nuestro jardín al amanecer, vamos a la piscina. Ya sea con la familia o con amigos, siempre nos gusta ir a almorzar al restaurante de Anne-Marie, "Une Cuillère pour Maman", ubicado en una bonita y pequeña plaza sombreada de Bergerac. Foie gras, mollejas, magrets... El pato en todas sus formas nos recuerda dónde estamos.

Cuando nos apetece hacer un poco de ejercicio, recorremos el Dordoña en piragua, donde remar un poco nos ayuda a digerir el confit de pato del mediodía. Nos encontramos en pleno corazón del Périgord, con sus pueblos acabados en "-ac", sus garzas y sus hermosos paisajes. ¡No hay ningún lugar como este!

Es una pena que Cyrano nunca visitara Bergerac: ¡le habría encantado!

Lugares de interés

  • “Une cuillère pour maman” para probar los platos de Anne-Marie: 10 place du Feu in Bergerac

  • “Laser Play” para jugar al laser-game con los niños: 21 route de Bordeaux en Saint-Laurent-des-Vignes

  • “Canoë Attitude” para descender remando por el Dordoña: Les Quais in Gardonne

Llegar a Bergerac 

ARTÍCULOS
RELACIONADOS 

Desde 2014, los vinos de Duras se unen a los vinos de Bergerac bajo la misma denominación.

A dos horas al este de Burdeos encontramos los viñedos de Montravel.

Recorrer los pequeños valles verdes del viñedo de Bergerac-Duras, es una garantía para sorprender a la vista y las...

La última semana de las vacaciones de Pascua, decidí sorprender a mis nietos (4 y 8 años) y a sus padres al mismo...

¿Te apetecen unas vacaciones estimulantes y animadas? En pareja, en familia o con amigos, este camping te espera a 2,5...

Dordoña, menos conocida por sus jardines que por sus castillos y su gastronomía, rebosa de jardines encantadores que...

ARTÍCULOS
RELACIONADOS 

Desde 2014, los vinos de Duras se unen a los vinos de Bergerac bajo la misma denominación.

A dos horas al este de Burdeos encontramos los viñedos de Montravel.

Recorrer los pequeños valles verdes del viñedo de Bergerac-Duras, es una garantía para sorprender a la vista y las...

La última semana de las vacaciones de Pascua, decidí sorprender a mis nietos (4 y 8 años) y a sus padres al mismo...

¿Te apetecen unas vacaciones estimulantes y animadas? En pareja, en familia o con amigos, este camping te espera a 2,5...

Dordoña, menos conocida por sus jardines que por sus castillos y su gastronomía, rebosa de jardines encantadores que...